La guerra de Irak supone un mayor deterioro mental en los soldados de Estados Unidos que la de Afganistán

maxresdefault

La salud mental de los miembros del Ejército y de la Marina de Estados Unidos que han participado en la guerra de Irak y de Afganistán se ha visto perjudicada, de acuerdo con una investigación publicada en The New England Journal of Medicine.

Un equipo del Instituto de la Armada de Estados Unidos, en Norfolk, ha estudiado a los miembros de cuatro unidades de infantería de combate mediante una encuesta anónima que se entregó a los sujetos antes de su despliegue en Irak (2.530) o de tres a cuatro meses después de su retorno de la misión de combate en Irak o Afganistán (3.671).

Valoración general
Los resultados obtenidos incluían depresión grave, ansiedad generalizada y trastorno por estrés postraumático (TEPT), que se valoraron a partir de los instrumentos de detección estandarizados, autoadministrados.

Un criterio que se ha tenido en cuenta es que la exposición al combate fue significativamente mayor entre los soldados desplegados en Irak que en los de Afganistán.

Los datos mostraron que el porcentaje de sujetos cuyas respuestas reunían los criterios de selección para la depresión grave, la ansiedad generalizada o el TEPT fue significativamente mayor después de la misión de Irak que de la de Afganistán o antes del despliegue en Irak.

Aquéllos cuyas respuestas fueron positivas para un trastorno mental tenían el doble de probabilidad de manifestar preocupación por una posible estigmatización y otras barreras para buscar la atención de salud mental que aquéllos en los que la respuesta fue negativa.

Fuente: Europa Press